Archivo Histórico de Euskadi
 
Gobierno Vasco

dokuklik, Archivos de Euskadi

Localización: Archivo de la Casa de Zavala | Fondo: Archivo de la Casa de Zavala. Sección de Correspondencia


Nivel descriptivo: Unidad Documental
Fecha Descripción Visor
1847.08.04 Laguardia 4 de Agosto de 1847.
Mi querida ermana: aunque sin ninguna tuia, que contestar, habiendote escrito de Azpeitia, y de Vitoria; tomo la pluma para decirte llegamos con felicidad el sabado por la noche, en una Carretela de Quintanilla, de consiguiente mas comoda, que el Bombé, en que he echo esta jornada siempre, sin tener el menor tropiezo, como en efecto tampoco tuvimos, asta despues de encontrarnos cerca de Peñacerrada con Crespo, Cantera, y Manuel, y en la Cadena Treviño, cuidando de la merienda, que sacaron de casa; alli se hizo una corta parada, yo sin apearme, habiendo entrado Treviño á hacerme compañia, todos alegres, y contentos, asta que á poco rato de la bajada del puerto, en lo mas peligroso, empezó á espantarse una de las mulas, por haversele atravesado un palo entre las piernas, lo cual vio Celestina, y preguntando si nos apeariamos, dijeron que si, é ynmediatamente echamos pie á tierra, con Manuel, que venía dentro; huvo la feliz casualidad de dos Cocheros, que yvan mui ynmediatos con una Gondola de vacio, y acudieron al momento para ayudar á Quintanilla, que se vio bien apurado; nosotras alli detenidas, Celestina sin acavar de volver del susto, embiamos por agua á la cadena, y aunque tardaron bastante en traer, vino bien, y no tuvo ningun resultado, ni nos resfriamos aunque corria un viento bastante fuerte, y fresco, por fin cuando concluieron de apaciguar, y arreglar el Carruaje, nos metimos en la Gondola, y vinimos perfectamente, pero de noche, por esta fatal ocurrencia, que el haver librado bien de ella asi Celestina, como yo lo hemos atribuido á los estipendios, que dejamos ambas, para decir dos Misas, á San Ignacio, en su Capilla; los acompañantes se libraron del mal rato, por haverse quedado en la Cadena mas tiempo; á Leon lo encontramos antes de la venta de Leza; en el Meson, que es donde nos apeamos, estaba Baños, para acompañarnos á Casa, Ignacia con sus Niñas tambien vino luego, y la Paca, y las Niñas de Gavino; todos, todos estan buenos, pero ninguna mas gorda, y ermosa, que la Serjia, hablando por los codos: la mañana siguiente vino la Javiera, las Benignas, las de Berrueco, Dª Andrea, y antes de la hora de visitas, la Mujer de Dn. Pablo, el por supuesto, antes de las diez, y me acompaño á Santa Maria á la Misa mayor, pues los demas fueron á la de once. La Florencia mui guapa, viendose con todos, y sin participar del susto, por que tambien tuvimos la prevision, de que no mamase al pronto, y aun despues, estrayendo la primera Leche, por haverse asentado, la Bernardina. Te contemplo ya en visperas de ver á los Nietos de Pamplona, y tambien á los de Vitoria, pues segun tengo entendido, yria Iñigo, á esa, á conocer á Pilar, y me figuro lo acompañaria Pepita, con los chicos. Amiga el piso de estas Calles, lo estraño mucho, y es un motivo mas para acordarme de vms. y de la agradable temporada, que he pasado, tan larga, pero cortisima, por el gusto con que he vivido. Los calores buelven á sentirse, y asi, no salimos al paseo asta casi de noche, y no he visto aun la huerta, y casa nueva de Leon; á Misa á las 5 1/2 á Santa Maria, oy he tenido que yr á San Juan, por el motivo de haver Aniversario, y de consiguiente ser la Misa en Santa Maria á las 5; despues he estado en casa de Ignacia mui despacio; está ya como Celestina, aunque dice no sabe á punto fijo, de cuanto tiempo. De Petra no sabemos aun cuando vendra. Me parece he charlado bastante, y voy á dejar para que Manuel ponga una posdata, como me lo ha dicho. Supongo havras embiado á Casa de Quintanilla las cosas, que quedaron olvidadas, como tambien las Calcetas, si han parecido. Finos recuerdos á Ramon, Ladis, Vitoria, con cariños á los Niños, y si estan los Pamploneses, y Vitorianos, recívelos de ambas familias, y queda tuia ynolvidable, y afectisima ermana,
(Firmado:) Mª Micaela

Mi querida Tia: el Savado, como Vmd. puede suponer, tube el sumo gusto de ver y abrazar á mi Madre é hijas, tan buena en particular la primera, que no parece sino que la acababa de ver en esa, siendo esta opinion general, y una buena prueba de lo bien que lo ha pasado en la buena compañia de Vmd: me da noticias estensas y al por menor de Vmd., y yo la contemplo oportunamente colocada para ver y disfrutar, como por linterna mágica, del paso que verifican frecuentemente una porcion de parientes, lo que le servirá á Vmd. de satisfaccion y distraccion. Mi Madre se ocupa todavia de arreglar cosas y papeles, teniendo el sentimiento de habersele estraviado ó perdido el mas importante y de suma trascendencia, los apuntes ocasionados en esta larga temporada de Tolosa ¡ó pérdida irreparable! y por consiguiente si le hubiera presentado los mios examinados y bien revisados, hubiera tenido motivo para darle una broma, pero por no causarle tal sentimiento agravandole su pena, lo he suspendido y hemos quedado yguales. Parece que Ramon está muy en movimiento, de mi parte si se ha divertido en San Ignacio; y teniendo Vmd. la bondad de comunicar mis afectos á Ramon y demas primos, recibalos Vmd. de mis hermanos y el particular cariño de su sobrino
(Firmado:) Manuel Salazar
Sección María Micaela de Zavala y Manuel Salazar Zavala
Sub Sección Escolástica Salazar, Condesa de Villafuertes
Signatura 40.7
InventarioFuente La sección facticia correspondencia ha sido transcrita. Para no perder el dato, el remitente figura como nombre de seccion y el destinatario como nombre de subsección.
Número legajo 6160
Copyright © Eusko Jaurlaritza-Gobierno Vasco · Euskadiko Artxibo Historikoa / Archivo Histórico de Euskadi © Archivo de Zavala